STUDIO AT 237 NE FORD STREET, MCMINNVILLE, OREGON - BORRASECARMEN@GMAIL.COM

  • Facebook Basic Black
  • Black Instagram Icon

© 2023 By Carmen Borrasé. Proudly created with Wix.com

 Acerca De Mi

Nací en San José, Costa Rica, el 25 de julio de 1959, hija de José Borrasé Sanou, hombre de negocios descendiente de españoles emigrantes de Barcelona, y de María Elena Povedano Loría, hija de una dama costarricense y de otro emigrante español, Tomás Povedano de Arcos (Lucena Córdoba 1857- San José Costa Rica 1943), un talentoso pintor y fundador de la primera Academia de Bellas Artes en Cuenca Ecuador en 1891, y luego invitado por el entonces presidente de Costa Rica Don Rafael Iglesias, para establecer y dirigir la primera Academia de Bellas Artes en Costa Rica, en 1897, que luego vino a convertirse en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica, escuela que Povedano amó y dirigió prácticamente hasta su muerte.

 

Aunque mi abuelo había muerto muchos años antes de que yo naciera, crecí en una hogar lleno de sus memorias y de sus cuadros, asistiendo a inauguraciones y exposiciones artísticas, y sentándome junto a mi madre durante visitas y conversaciones acerca de arte, y admirando las bellas artes en general gracias al interés de mi mamá en este campo.

 

Me dicen que desde una edad temprana mostré una habilidad natural hacia actividades artísticas, y dibujaba y coloreaba todo papel y cuaderno que tenía a la mano, lo que a veces me ponía en problemas durante mi educación primaria, al quedarme a menudo distraída dibujando sirenas y centauros, y toda clase de seres que me llamaban la atención.

 

Mi madre apoyó mi interés en mis intentos en el arte hasta cierto punto, poniendo a mi alcance todo el papel, lápices de color y marcadores que yo requería, pero nunca recibí clases formales de dibujo o pintura aparte de lo poco que nos impartían en las clases de arte en la primaria, probablemente porque que mi madre sabía que esta es una carrera dura como forma de vida, y más aún si uno se mantiene firme y fiel as su arte personal.

 

Cuando terminé la secundaria, ingresé a la Universidad de Costa Rica en 1977, pero no a la Escuela de Artes Plásticas, sino que traté de complacer a mi padre entrando a la Facultad de Economía, con la idea de llegar a dirigir en el futuro el negocio familiar, FOTOLIT S.A., una fábrica de empaques y anuncios comerciales con impresión-offset, lo que traté de hacer por un año. Durante ese tiempo pude ver claramente y decidí que lo que realmente quería hacer era ser pintora, y para mi suerte mi padre comprendió mi posición.

 

Me fue muy bien en mis clases en la Escuela de Artes durante esos años, y pronto me ofrecieron un puesto como Profesora de Arte en el Colegio Humboldt en San José, donde tuve a cargo todos los grados de secundaria por un par de años.

 

Mientras tanto, otros profesores en la Universidad comenzaron a pedirme que cubriera sus clases por diferentes razones, y de esta manera terminé convirtiéndome en profesora en la Escuela de Artes Plásticas luego de graduarme en 1981, donde di clases de Anatomía para Artistas, Pintura, Fotografía, Xilografía, Diseño, Dibujo, y otras técnicas, tanto en la sede de la Universidad de Costa Rica en San Pedro como en la Sede de Occidente en San Ramón, desde 1981 hasta 1988.

 

Comencé a exhibir mi arte en exposiciones de grupo durante mis últimos años como estudiante de Bellas Artes, y participé en varias exposiciones después de graduarme, desde 1981 hasta 1985, varias de ellas con un grupo de artistas llamado “Nueva Pintura de Costa Rica”. Fue durante este tiempo que mi nombre comenzó a aparecer en los periódicos y en los artículos de los Críticos de Arte.

 

Continué pintando y pronto logré desarrollar un grupo de trabajos con un estilo más individual, y varios coleccionistas se interesaron en mi obra y comenzaron a adquirir y coleccionar mis pinturas.

 

No fue hasta 1986 que me atreví a montar mi primera Exposición Individual, titulada Realidades, en la Galería de Arte José Figueres en el Banco

Popular en San José, la que fue un evento muy exitoso en todos aspectos. Después de esa exposición individual, fui invitada a tomar parte en varias exposiciones colectivas, incluyendo un par en Mónaco.

 

Estaba en un muy buen punto en mi carrera de pintura y exposición en Costa Rica cuando conocí y me case con un pintor y profesor de arte norteamericano, Ronald Mills, y entonces me trasladé a vivir a McMinnville, Oregon, en 1987.

 

En Oregon continué pintando, y seguí exponiendo en Costa Rica, y también en Oregon, tanto en exposiciones colectivas como individuales a través de los años. Fue en ese tiempo cuando fui invitada a formar parte de una de las mejores galerías de San José, la Galería Kandinsky, de Alma Fernández, la hija del famoso pintor costarricense Rafa Fernández. Entre 1990 y 1994 tuve tres muy exitosas exposiciones ahí, con más y más público y coleccionistas adquiriendo mis cuadros e interesándose en mi trabajo.

 

Entretanto, mis hijos Ruben y Joel llegaron a mi vida, naciendo respectivamente en 1990 y 1995.

 

Viví durante 21 años casada, yendo y viniendo de Oregon a Costa Rica, gracias en gran parte a la activa y muy exitosa habilidad de Ron para escribir proyectos y obtener becas por su arte y por sus actividades de investigación, y lo que nos permitió pasar mucho tiempo en Costa Rica, a veces hasta un año seguido. Esto me permitió mantener mis raíces y conexiones con mi país, y para los niños una forma de obtener su identidad costarricense. También pasamos en diferentes ocasiones unas buenas y largas temporadas en Cuernavaca y en Oaxaca, México, donde tuve la oportunidad de mostrar también mi trabajo.

 

En el año 2000, logré recopilar un buen grupo de diez pinturas, una serie que llamé De Los Paquetes que Jalamos (About the Baggage That We Carry), exponiéndolo primero en Linfield College en McMinnville y luego en otra excelente galería en San José, la Galería Valanti de Doña Marta Antillón, quién para entonces se convirtió en representante principal de mi trabajo. Por está exhibición obtuve el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en Dibujo y Pintura en el 2001, un premio importante otorgado por el Ministerio de Cultura of Costa Rica a artistas plásticos costarricenses.

 

Durante los siguientes años continué produciendo art y exponiendo en EUA. México y Costa Rica.

 

En el 2007, mi matrimonio terminó y me trasladé de nuevo a Costa Rica con mis dos hijos. Por muchas razones no hubo muchos momentos adecuados para mi para pintar de manera constante durante varios años.

 

En el 2012, me fui de vuelta a McMinnville Oregon con Ruben y Joel para darle comienzo a un nuevo episodio en esa pequeña comunidad tan amada por nosotros tres. Mis hijos llegaron a Oregon con el deseo de continuar sus estudios en Linfield College y de otras maneras, y yo planeaba reiniciar mi vida como pintora.

 

En la Primavera del 2013, mientras finalmente buscaba un lugar para montar mi estudio en la Calle 3era de McMinnville, acabé aventurándome como dueña de restaurante junto al Chef Ricardo Antunez, con quién abrimos en julio del 2013 un restaurante-espacio de arte en Downtown McMinnville, Pura Vida Cocina & Arte, un singular lugar de comida al estilo latinoamericano, que ofrece las deliciosas creaciones de Ricardo. Ahí mismo, 313 NE 3rd Street, yo también operé una pequeña galería de arte, con mis pinturas y las de otros artistas costarricenses, y una selección de productos de comercio justo (fair trade) costarricenses. En el 2014 le vendí mi parte del negocio a Ricardo, pero mis cuadros aún se exhiben ahí.

 

Desde entonces he estado viajando a menudo entre Oregon y Costa Rica, para poder pasar más tiempo con mis viejitos.

 

Finalmente, a principios de este año alquilé otro estudio en el centro de McMinnville, con la idea de concentrarme de nuevo en mi pintura.